Ofrenda de las dificultades cotidianas

[ … La idea de poder «ofrecer» las pequeñas dificultades cotidianas,

que nos aquejan una y otra vez como punzadas más o menos molestas, dándoles así un sentido,

era parte de una forma de devoción todavía muy difundida hasta no hace mucho tiempo, aunque hoy tal vez menos practicada…

¿Qué quiere decir «ofrecer»?

Estas personas estaban convencidas de poder incluir sus pequeñas dificultades en el gran com-padecer de Cristo,

que así entraban a formar parte de algún modo del tesoro de compasión que necesita el género humano.

De esta manera, las pequeñas contrariedades diarias podrían encontrar también un sentido y contribuir a fomentar el bien y el amor entre los hombres… ]:

[Benedicto XVI / Spe salvi 40]:

http://w2.vatican.va/content/benedict-xvi/es/encyclicals/documents/hf_ben-xvi_enc_20071130_spe-salvi.html

(Transcrito por Montserrat Guixer Font / Diario publicado: ‘La fe recibida’ / Spain)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s