Imperfección

Las personas carecemos de perfección;

a menudo aparece un fallo u otro de cualquier tipo, en algún ámbito u otro.

Ya que ¡el humano tiene tanta complejidad, tantos registros!

Pero el discípulo de Cristo recibe la Gracia

y con su luz nos abre una senda de perfeccionamiento contínuo,

aunque dada nuestra limitación cueste completarla.

Sin embargo,  tenemos su Palabra y su ejemplo y Él hace que amemos y amemos.

(Reflexión / Montserrat Guixer Font / Diario publicado: ‘La fe recibida’ / Spain)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s