Escuchar atentamente

[ Dios nos dio la razón, y es para que la usemos, además de los otros dones recibidos.

Pero usarla no es endiosarla, pues en el puesto de Dios, solo Dios.

La razón tiene que estar al servicio de la voz de Dios.

Por ello, a la par del uso de la razón, tenemos que fortalecer el “uso del oído” que escucha sumisamente la voz de Dios.

Contradiciendo al espíritu cartesiano, no constatamos que existimos porque pensamos,

sino que existimos y pensamos porque así Dios lo quiere,

y lo que debemos constatar es el amor de Dios que permite que pensemos, que vivamos.

Y a la escucha de su voz debemos consagrar cada segundo de nuestra existencia y de nuestro pensamiento y desconfiar de nuestras propias luces… /

Saúl Castiblanco / Gaudiumpress ]
Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/87938-la-flexibilidad-a-la-gracia-y-a-la-voz-de-la-providencia#ixzz4kH8UklOl
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.

(Transcrito por Montserrat Guixer Font / Diario publicado: ‘La fe recibida’ / Spain)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s