Sufrir pero amar

[ … la capacidad de aceptar el sufrimiento por amor del bien, de la verdad y de la justicia,

es constitutiva de la grandeza de la humanidad

porque, en definitiva, cuando mi bienestar, mi incolumidad, es más importante que la verdad y la justicia,

entonces prevalece el dominio del más fuerte;

entonces reinan la violencia y la mentira.

La verdad y la justicia han de estar por encima de mi comodidad e incolumidad física,

de otro modo mi propia vida se convierte en mentira.

Y también el « sí » al amor es fuente de sufrimiento,

porque el amor exige siempre nuevas renuncias de mi yo,

en las cuales me dejo modelar y herir.

En efecto, no puede existir el amor sin esta renuncia también dolorosa para mí,

de otro modo se convierte en puro egoísmo

y, con ello, se anula a sí mismo como amor…. ]:

[Benedicto XVI / Spe salvi 38]:

http://w2.vatican.va/content/benedict-xvi/es/encyclicals/documents/hf_ben-xvi_enc_20071130_spe-salvi.HTML

(Transcrito por Montserrat Guixer Font / Diario publicado: ‘La fe recibida’ / Spain)

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s