Dar vida, y dar raíz cristiana a la vida

Si la función primordial, bellísima, de la mujer es la maternidad (biológica o espiritual), y que le demanda gran parte de su tiempo privado cotidiano, ¿porqué no cumplir con dicha función, atenderla, amarla, y crecer con ella?

Si son tan necesarios su atención, su dedicación, su amor, su seguimiento, de la madre a sus hijos, durante toda la vida, ¿porqué sólo ladearlos, minimizarlos, o directamente despreciarlos con el fin de idolatrar los idearios actuales tan desnaturalizados?

¿Porqué querer hacer lo que no es, y no querer ser lo que se es?

¡Qué alivio son las palabras del Papa Francisco, animando a la mujer ver como modelo a María de Nazaret!

http://parroquialatinomx.blogspot.com.es/2016/11/el-papa-francisco-en-rueda-de-prensa.html

(Reflexión / Montserrat Guixer Font / Diario publicado: La fe recibida / Spain)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s