Violencia machista

La violencia, machista, y no machista,
es fruto, ahora y siempre,
mayormente,
no solamente (que también) de la carencia de formación cristiana,
sino de la total ausencia
de la correcta y verdadera instrucción y vivencia
de la misma auténtica naturaleza humana.

Cuando se vive falseada la propia naturaleza humana,
sin orientación al bien, sin valores, sin espiritualidad,
tarde o temprano se manifiesta el estropicio.

Aunque, el componente de la maldad innata de unos pocos es grave, y pesa.

Montserrat Guixer Font / Diario publicado: “La fe recibida” / Spain:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s