La clave

[ … El Dr. Plinio Corrêa de Oliveira acostumbraba a hablar de “clave”, algo así como el prisma a través del cual se ve la realidad.

La realidad es la misma para todos los hombres pero la clave, muy por el contrario, no.

La clave es algo así como las gafas que provienen de la mentalidad de cada quien, de las ‘ideas-madre’ que dominan la cabeza de cada uno. La mentalidad condiciona esos lentes llamados “clave”.

…..

Es claro que así como los hombres tienen su ‘clave’ propia, también los pueblos e incluso las épocas históricas.

…..

¿Y la clave del mundo moderno?

En líneas generales es lo contrario de la clave de la Iglesia; es materialista, es intrascendente. Es poco elegante porque es poco esforzada, es hedonista; es poco o nada caritativa porque la caridad exige el esfuerzo de la entrega generosa y el hombre moderno no es generoso, es egoísta e individualista. Es una clave efímera, desechable y por tanto insegura, poco firme, inestable. Es una clave simplona, monótona, porque al buscar sólo los placeres de la carne y no las culminancias del espíritu, quedó reducida a la mera materia, que es sosa, fofa, poco interesante.

Es una clave que no entiende e incluso rechaza lo importante de las ceremonias, del simbolismo. Los trajes dejaron de ser simbólicos, bellos, porque en el fondo, el alma de lo que llamaríamos el hombre moderno es tan trasparente que ya no hay que simbolizar.

La clave del mundo moderno es una clave bien aburrida, y por eso los hombres están medio desesperados; creyeron que en el hedonismo estaba la felicidad y no se dieron cuenta que cavaban su hondo abismo de tristeza y hastío.

Tenemos pues que hacer lo que el Dr. Plinio llamaba de “elevar la clave”, lo que se traduce hoy en casi quemar lo que se adoró y adorar lo que se quemó.

….. :

Saul Castiblanco / Gaudiumpress ]

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/89886#ixzz4sd2DiauK
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.
(Transcrito por Montserrat Guixer Font / Diario publicado: ‘La fe recibida’ / Spain)

Teresa de Calcuta

 

[Teresa de Calcuta (Agnes Gonxha Bojaxhiu) :

“De sangre soy albanesa.

De ciudadanía, india.

En lo referente a la fe, soy una monja católica.

Por mi vocación, pertenezco al mundo.

En lo que se refiere a mi corazón, pertenezco totalmente al Corazón de Jesús” ]

(Transcrito por Montserrat Guixer Font / Diario publicado: ‘La fe recibida’ / Spain)

 

El poder del mal, y la esperanza

[ … Solamente desde la fe y la comunión con Jesucristo venceremos el poder del mal.

El Reino de la muerte se manifiesta entre nosotros, nos causa sufrimiento y nos plantea muchos interrogantes;

sin embargo, también el Reino de Dios se hace presente en medio de nosotros y desvela la esperanza;

y la Iglesia, sacramento del Reino de Dios en el mundo, cimentada en la roca de la fe confesada por Pedro,

nos hace nacer a la esperanza y a la alegría de la vida eterna.

Mientras haya humanidad en el mundo, será preciso dar esperanza,

y mientras sea preciso dar esperanza, será necesaria la misión de la Iglesia;

por eso, el poder del infierno no la derrotará, ya que Cristo, presente en su pueblo, así nos lo garantiza:

Rev. D. Joaquim MESEGUER García (Sant Quirze del Vallès, Barcelona, España)]

http://evangeli.net/evangelio/dia/2017-08-27

(Transcrito por Montserrat Guixer Font / Diario publicado: ‘La fe recibida’ / Spain)